Calderas

Cuáles son las causas de las fallas en las calderas de gas

En las calderas de gas se pueden presentar diferentes tipos de fallas, las cuales pueden ocurrir por causa del sobrecalentamiento y corrosión. Dentro de las fallas de sobrecalentamiento se encuentran las de larga duración, las cuales se deben principalmente a las incrustaciones en los tubos de calderas y por otro lado encontramos las de corta duración, ocasionadas por operaciones indebidas.

Si logramos identificar las fallas presentes en las calderas, podremos corregirlas y evitaremos en el futuro que estas se repitan. La manera de evitar dichas fallas debe ser tomada en consideración dentro de las actividades de operación y mantenimiento de las calderas. La persona involucrada deberá tener un claro criterio para actuar en tal caso que se presente alguna anomalía durante el servicio.

Cómo eliminar fallas en las calderas de gas

Sobrecalentamiento

Para la eliminación de este problema, se requiere de la supervisión de un defecto crónico del sistema en las calderas de gas. Lo primero que debemos hacer, es quitar los depósitos excesivos por limpieza química o mecánica y evitar su recurrencia. También se hará revisión de los procedimientos de combustión y las temperaturas en el servicio del hogar cerca de las áreas sobrecalentadas. Se identificará para posteriormente eliminar la fuente de los depósitos significativos. Con ellos hacemos referencia a las causas comunes de depósito que incluyen el tratamiento incorrecto del agua, la operación incorrecta de la caldera de gas, así como la entrada excesiva de calor  y la contaminación del sistema.

Corrosión

Los factores que rigen la corrosión por oxígeno en las calderas de gas son la humedad o el agua, una superficie metálica no protegida de una manera adecuada y el oxígeno. Para proteger exitosamente una caldera inactiva durante una situación de conservación en seco depende de la eliminación constante de la humedad, el oxígeno o de ambos. El procedimiento para proteger la caldera en conservación en seco, llega a comprender el uso de desecantes y capas de nitrógeno, o bien sea, la circulación continua de aire seco.

 

Si observamos la existencia simultánea de disponibilidad de acido libre o de sales productoras de acidez y del mecanismo de concentración, estos factores pueden regir en  la corrosión localizada por bajo pH. Para evitar que esto ocurra, debemos evitar la liberación por descuido de productos químicos de regeneración acidógena. De igual forma debemos impedir la infiltración de sales productoras de acidez, tales como el cloruro de calcio y el cloruro de magnesio, hacia los condensadores.

https://www.installscaler.com/